Saltar al contenido

Juegos tradicionales coreanos: lo que todos queremos entender

  • por

¿De qué se trata ese juego que vi en un k-drama? Sin importar cuantas veces los veamos, nos cuesta identificar cuándo se trata de Yutnori (윷놀이), Gonggi (공기) o Ddakji (딱지); no obstante, el idioma y la cultura no deberían ser una barrera para entender de qué se tratan estos juegos casi esenciales en cada casa coreana.

Existen ciertos juegos tradicionales que hacen parte de nuestra historia y aunque pasen los años, estos se mantienen como la herramienta para seguir compartiendo los unos con los otros y creando nuevos recuerdos. Muchos de nosotros no estamos seguros de cómo, pero cuando llega el momento de hacer algo entretenido entre familia, sin necesidad de usar aparatos tecnológicos, estas actividades son perfectas. 

Por extraño que nos pueda parecer, muchas veces las personas con las que no compartimos nacionalidad, no tienen ni la menor idea de cómo funcionan estos juegos. Lo mismo pasa con nosotros cuando vemos repetidas veces a los coreanos jugando Yutnori (윷놀이), Gonggi (공기) o Ddakji (딱지). Por fin llegó el momento de entender cómo funciona cada uno de estos, de tal manera que ahora podamos emocionarnos y no limitar nuestra comprensión.

En primer lugar está el Yutnori (윷놀이), que consta de un tablero cuadrado cruzado por dos diagonales, las líneas diagonales tienen 7 casillas, mientras que las de los lados 5, incluyendo la que está en el medio. Las fichas siempre avanzan hacia adelante, pero es decisión del jugador si va por el camino largo o el corto, y una vez estas vuelvan a lugar de salida, el jugador o equipo ganará un punto.

Tomado de: https://blog.trazy.com

En cuanto a los movimientos, estos se deciden al lanzar cuatro palos al aire, los cuales tienen por un lado marcas (cruz)  y por el otro nada (cara). Cuando un solo palo cae de cara es un do (도), simboliza el cerdo y da un movimiento. Si dos caen de cara en un gae (개)  simboliza un perro y da 2 movimientos. Con tres palos de cara se consigue in geol (걸), el cual equivale al cordero y da tres movimientos. Cuando los cuatro palos caen de cara es un yut (윷), equivalente a la vaca, da cuatro movimientos y la oportunidad de darle nuevamente. Por último, si los cuatro palos caen en cruz son un mo (모), que representa al caballo y da cinco movimientos más un turno adicional.

Tomado de: https://www.korea.net

Ahora hablemos del Gonggi (공기), es un poco más sencillo de comprender. Inicialmente se esparcen las fichas en el suelo, cada jugador debe intentar con una mano recoger una de las piezas del suelo mientras que con la misma lanza otra hacia arriba y la recoge. Si estas piezas tocan el suelo, el jugador pierde su turno. Las piezas que vaya recogiendo las guarda en la mano, haciendo el juego más difícil, al final ganará quien pueda recoger más piezas o en su defecto todas.

Por último tenemos el Ddakji (딱지), para este juego debemos doblar papeles cuadrados de origami, no importa su tamaño mientras sea cuadrado al finalizar los dobleces. Una vez se tiene el cuadrado listo, el equipo selecciona a un jugador que será el tirador. El objetivo es tirar tu pieza sobre la del otro equipo, que estará en el suelo, y darle a esta última la vuelta. Parece sencillo, pero hay que tener mucha fuerza y puntería para lograrlo.

Ahora que sabes más ¿No crees que un juego tradicional en realidad es mucho más que utilizar una pieza? Es una de las diversas formas en las que podemos seguir compartiendo nuestra cultura.

Escrito por: Sara Varon

Revisado por: Laura Fino

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.