Saltar al contenido

País de honor en la FILBO 2022: Corea del Sur.

  • por
Foto por Sara Varón

Muchos se preguntarán que es la FILBo (Feria Internacional del Libro en Bogotá), pues como su nombre lo explica, es una feria del libro que se realiza cada año en la ciudad de Bogotá- Colombia. Sin embargo, debido a la pandemia fue suspendida, esto porque es un evento tan grande, vienen personas de tantos lugares y no podía simplemente dejarse al estilo virtual, la buena noticia es que este año volvió con toda.

Pero, ¿qué tiene que ver Corea del Sur con esto? Pues bien, para entender todo el contexto hay que remontarnos a un evento histórico. Como muchos saben Corea tuvo una guerra que al final dejo al país dividido entre sur y norte, este evento requirió de varios países apoyando a cada lado, pues necesitaban aliados; aquí es donde entra Colombia, de hecho fue el único país de Latino América que envió refuerzos al lado sur y al final esta cooperación abrió las puertas para el establecimiento de relaciones diplomáticas. Precisamente este año Colombia y Corea del Sur cumplen 60 años desde que empezaron sus relaciones bilaterales y para conmemorar este tan asombroso evento, se invitó a Corea del Sur como país de honor en la FILBo, cabe aclarar que cada año asiste un país diferente con el fin de exponer sus autores y fomentar la literatura de acuerdo con un tema específico.

Foto por Sara Varon
Foto por Sara Varon

Después de todo lo que pasó a causa de la pandemia, se decidió que el tema en torno a este año sería la convivencia, pero ¿qué es la convivencia? Nada más ni nada menos que compartir, pero no es solo hacerlo entre las personas que conocemos, puede ser con un grupo de extranjeros o con el ecosistema mismo, lo importante es tener presente que solo por medio de relaciones sanas y que trabajan en pro la una de la otra, es que se encuentra el verdadero crecimiento hacia un mundo mejor.

Foto por Yonhap http://www.koreaherald.com/view.php?ud=20220420000462&np=8&mp=1

Este evento tuvo lugar del 19 de abril al 2 de mayo, con un aproximado de 307.000 visitantes únicamente en el pabellón de Corea del Sur. La exposición del país invitado tenía de todo un poco, pues hay mucho que mostrar en temas culturales, históricos y hasta de actualidad. De hecho, cada día había diferentes exposiciones como con Kim Kyung-uk (novelista), Lee Suzy (autora de libros ilustrados), Lee Moon-jae (poeta), entre otros. Demasiado que hacer en tan pocos días, cada visitante podía vivir la experiencia de acuerdo a sus gustos, ya fuera comprando alguno de los libros que estaban traducidos al idioma español, participando en actividades de juegos tradicionales coreanos, probandose el Hanbok (traje tradicional coreano), aprendiendo lo básico del Hangul gracias al Instituto Sejong, intruyendose con el stand científico, viendo covers de K-pop, siendo parte de la exhibición de taekwondo e incluso disfrutando de la presentación del grupo de Artes Tradicionales dirigido por el profesor Won-Min Kim de la Universidad de Artes en Corea.

Fotos por Sara Varon

No importaba si era mucho o poco lo que sabías de Corea, una vez que entrabas al pabellón quedabas impactado y es que si lo pensamos, este tipo de eventos nos ayudan a vivir un mundo nuevo, porque eso es la cultura, algo que cambia y varía, pero a medida que pasa el tiempo vamos evolucionando y aprendiendo a convivir los unos con los otros, ya que el verdadero éxito de la humanidad está en aprender a armonizar cada una de nuestras visiones.

Escrito por: Sara Varon

Revisado por: Angie Salavarria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.