Saltar al contenido

CSAT: El examen más importante para los coreanos

  • por

La educación se vuelve cada vez más importante y compleja, pues las exigencias que se nos hacen van desde el instituto en el que estudiamos, la carrera universitaria que hicimos, en dónde la realizamos y  qué tan destacable fue nuestro proceso académico. Ahora, cada país tiene sus propias exigencias y la manera de aprender no es igual, ya que esta siempre se ve influenciada por valores y tradiciones locales. 

Sin embargo, algo prevalece y es que todos debemos pasar por exámenes que nos desesperan, estresan y hasta quitan el sueño, pues dependiendo del resultado, podremos hacer o dejar de hacer algo. En el caso de los coreanos está uno de los exámenes que podríamos considerar como el más estricto y agobiante a la vez que importante, pues obtener buenos resultados se resume en poder estudiar en alguna de las mejores universidades del país, cosa que dentro del curriculum hará que ninguna empresa se resista a dejarte ir. 

(Photo by Chung Sung-Jun/Getty Images) https://www.gettyimages.fi/detail/uutiskuva/south-korean-students-take-their-college-scholastic-ability-uutiskuva/83668990

El Suneung (수능) o CSAT-College Scholastic Ability Test (대학 수 학 능 력시험) es el examen que define, según los coreanos, el éxito o el fracaso, vivir en riqueza o en pobreza, básicamente la vida misma es puesta en sus resultados. Es tal el valor que le dan, que muchos padres hacen que sus hijos se preparen desde muy jóvenes en academias específicamente creadas con el propósito de ayudar a sus miembros a obtener la mejor calificación. 

El examen está dividido en 5 partes: coreano 국어 (45 preguntas), Matemáticas 수학 (30 preguntas), Inglés 영어 (45 preguntas -las primeras 17 son preguntas de escucha), Historia de Corea 한국사-  Social/Ciencia/Exploración de carrera 사회/과학/직업탐구 (20 preguntas) y Segundo idioma (alemán, francés, español, chino, japonés, ruso, árabe o vietnamita) 제2외국어/한문 (30 preguntas). Ahora que vimos todos los componentes que evalúan, viene lo más loco y es la duración, con un total de 9 horas (ingresando a las 8:10 a.m. y saliendo casi a las 6:00 p.m.), obviamente hay descansos y está la hora del almuerzo, pero aun así sigue siendo bastante tiempo, además ¿quién podría pensar en tener un almuerzo calmado cuando tanto está en juego?

A parent prays for her children's success in the annual college entrance examination, at Chogye Buddhist temple. (Photo by Chung Sung-Jun/Getty Images)

Y la locura de este día no termina aquí, el examen siempre es el mismo día cada año, o sea, el segundo jueves de noviembre y es muy común que varias empresas entren a trabajar más tarde, así no habrá tanto tráfico y los alumnos podrán llegar rápido; otra cosa bastante peculiar es que en la parte de comprensión auditiva de inglés, ningún avión despega y todo es en exageración, silencioso. En las puertas de entrada siempre habrá estudiantes de cursos inferiores que van a apoyar a sus compañeros y les dan ánimo, y esto de por sí es un esfuerzo, ya que a todos los examinados los citan a una institución diferente de la que estudian para evitar que hagan trampa.

No importa el ángulo desde que lo veamos, seguirá siendo un examen muy duro, muchos de los estudiantes pasan casi toda su vida preparándose y si no logran un buen resultado, son capaces de esperar un año, estudiar mucho más fuerte y volverlo a tomar, después de todo no hay límite para presentarlo. Si fueras tú ¿lo dejarías pasar o esperarías para hacerlo de nuevo? ¿Aun cuando eso signifique pausar tu vida por tal vez más de un año?

South Korean high school girls cheer on their senior schoolmates taking the College Scholastic Ability Test at a school on, 2008 in Seoul, South Korea. (Photo by Chung Sung-Jun/Getty Images)

La educación es muy importante, pero no más que nosotros mismos y este tipo de exámenes nos ayudan a reflexionar en ello. Es importante que no nos dejemos consumir, es bueno tener un equilibrio, creo que ese es el verdadero éxito de la vida y con metas claras, disciplina, responsabilidad y orden, no solo este examen sino cualquiera que cada uno de nosotros debe enfrentar para alcanzar alguna victoria académica o profesional, pasará de un anhelo a una realidad.

Escrito por: Sara Varon

Revisado por: Angie Salavarria

 

Referencias:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.