Saltar al contenido

Una vista al sistema de salud de Corea de Sur

  • por

En los últimos 30 años, Corea ha pasado de tener una limitada infraestructura y cobertura médica, a construir un sistema de salud caracterizado por la cobertura universal de sus habitantes y consolidar una de las expectativas de vida más altas del mundo (83 años).

De acuerdo con indicadores como el Health Care Index, en los últimos cinco años Corea se ha posicionado entre los dos mejores sistemas de salud, superado solo por Taiwán; siendo en 2017, 2018 y 2021 galardonado como el mejor a nivel global.

A pesar de tener uno de los niveles de gasto en salud (con relación al PIB) más bajos entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) (8,4% en 2020), el copago per cápita por atención se encuentra un 15% por sobre el promedio, y experimentó un fuerte aumento del 5% entre 2015-2019, motivo por el que los seguros privados cumplen un importante rol a la hora de complementar su financiamiento. Otros de los problemas que ha presentado este sistema son los largos tiempos de espera, incluso en situaciones de emergencia. A continuación, abordaremos más en profundidad este sistema:

Tomado del artista: Luis Melendez (unsplash)

El sistema de salud pública de Corea del Sur se conoce como Seguro Nacional de Salud (National Health Insurance o NHI), es de muy alta calidad y se proporciona a todos los ciudadanos, así como a todos los residentes que viven en Corea por un período de más de seis meses. Este es administrado por el Servicio Nacional de Seguro de Salud (NHIS o National Health Insurance) y la atención que cubre es revisada por el Servicio de Evaluación y Revisión de Seguros de Salud (HIRA).

La atención médica pública de este sistema se financia a través de una combinación de impuestos sobre la nómina, subsidios gubernamentales, contribuciones externas y recargos por tabaco. De los ingresos mensuales de un trabajador se deduce un promedio del 5% de la nómina, dividido entre el empleado y el empleador. Las contribuciones de las personas que trabajan por cuenta propia son impuestos determinados en función de los ingresos y las familias, mientras que las familias de bajos ingresos están exentas de las contribuciones mensuales al sistema de salud. Se calcula que el tabaco proporciona aproximadamente el 6% de la financiación del sistema y el gobierno aporta con alrededor del 14%.

A nivel subnacional, los gobiernos regionales administran los centros médicos regionales y otras instalaciones médicas de acuerdo con las necesidades locales. Cada municipio cuenta con un Centro de Salud Pública que ofrece servicios básicos tales como chequeos médicos, vacunación, atención prenatal y atención médica básica. Además, se pueden establecer Sub-Centros de Salud donde se requieran servicios adicionales. El HIRA tiene datos sobre 46 millones de pacientes sobre el diagnóstico, tratamiento, historial médico y medicamentos recetados, que representan el 90% de la población total en Corea.

El NHI cubre un conjunto de beneficios que se centra en la atención curativa, incluidos el diagnóstico, el tratamiento, la atención médica tradicional, la atención de emergencia, los productos farmacéuticos y la atención dental. Sin embargo, también incluye algunos cuidados preventivos en forma de chequeos médicos y exámenes de detección del cáncer.

Por otro lado, los planes de seguro de salud privados desempeñan funciones complementarias al plan del NHI. Debido a los altos copagos asociados con el NHI, se estima que el 87% de los hogares en Corea del Sur tienen un seguro privado de salud, ya sea contra el cáncer, accidentes u otro tipo de enfermedad costosa. En 2019, el pago por cuenta propia representó el 30,25 % del gasto en atención médica, una cifra muy superior al 20% en promedio de la OCDE, el 17% de Reino Unido, el 14% de Canadá o el 12,9% de Japón.

Tomado del artista: Super Straho (unsplash)

Un importante desafío que experimenta el sistema se refiere a las disparidades de salud en los servicios médicos de las zonas rurales. Ello porque la mayoría de las instalaciones médicas privadas están ubicadas en áreas urbanas. Alrededor del 90% de los médicos se concentran en las zonas urbanas, mientras que sólo el 80% de la población vive allí; pero esto aún deja a los que viven en el campo sin el mismo acceso de primer nivel a la atención médica que es estándar en todo el país.

Por una parte, Corea al igual que otros países desarrollados, está experimentando un considerable cambio demográfico y de grupo de edad. Se está convirtiendo en una sociedad que envejece y la reducción significativa en las tasas de natalidad presenta un reto y una carga financiera para el gobierno coreano y la población activa que ayuda a financiarlo.

Además, hasta ahora el sistema se ha centrado en la medicina curativa más que en la preventiva; razón por la que el rápido cambio demográfico, los factores de riesgo emergentes vinculados al estilo de vida y el aumento de las enfermedades crónicas, hacen que la salud pública preventiva deba ser una prioridad política para el corto y mediano plazo. Entre las principales causas de mortalidad se encuentran las enfermedades cerebrovasculares, la enfermedad de Alzheimer, la cardiopatía isquémica, el cáncer de pulmón y de hígado, aunque la prevalencia de algunas enfermedades infecciosas, en particular la tuberculosis, sigue siendo alta en comparación con sus pares de la OCDE.

En síntesis, vemos que la efectividad del sistema de salud sur coreano les ha llevado a obtener gran reconocimiento internacional; sin embargo, como en la mayoría de países se enfrenta a retos como el cambio de hábitos de sus habitantes y la decadencia de población activa como consecuencia de la baja natalidad; en otra instancia, contar con soporte medico desde sectores públicos y privados en algunos sectores amplia la eficacia para suplir las necesidades de su población y elevar las esperanzas de vida de la misma. Sin duda, esta es otra de lecciones que gobiernos en desarrollo pueden implementar para optimizar y ampliar la calidad de sus sistemas de salud.

Tomado del artista: Matt Bennett (unsplash)

Referencias / Bibliografía:

 

Información adicional:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.